%AM, %01 %384 %2012 In Testimonios

Para todas nuestras bellas madres ...

 

Después de tanto tiempo sin mirar hacia la luna,

he vuelto a contemplarla como siempre hacías tú.

Ahora que estás allí cuidas que no me falte nada,

si pudiera echar a volar.