Hasta hace poco, se consideraba a la  enfermedad de Alzheimer como la evolución natural del envejecimiento.

A lo largo de los años han cambiado las ideas sobre la enfermedad de Alzheimer. En un primer paso se consideraba como una evolución lógica de la edad y era sinónimo de envejecimiento.

Un poco más tarde, se denominó "demencia senil", es decir un estadio de pérdida de las facultades mentales vinculada a la edad.