Se abren nuevas vías en la prevención del Alzheimer y otras demencias

Científicos de la UCLA (Universidad de California Los Ángeles) creen haber encontrado el motivo por el que  las contusiones craneales pueden inducir el desarrollo de la Enfermedad de Alzheimer (EA).

El motivo sería la falta de regulación de cientos de genes, lo que también puede originarse por una dieta inadecuada como sería aquella que contuviera cantidades elevadas de fructosa.

En los medios de comunicación se habla mucho de las terapias con “células madre” para tratar muchas enfermedades degenerativas. Este es un tema complejo que ha despertado muchas expectativas pero que está siendo muy mal enfocado y publicitado en cuanto se trata de las posibilidades de la terapia celular en las enfermedades neurodegenerativas.

 


La formación (o la acumulación) de péptidos amiloides en el cerebro ha sido considerada como la causa principal de la enfermedad de Alzheimer (teoría amiloidea de la EA) durante años. Sin embargo, ciertos trabajos científicos publicados en la última década han venido mostrando que estos péptidos tienen propiedades beneficiosas en la función cerebral y cumplen algunos papeles de protección de las neuronas y los circuitos cerebrales.

Desde hace más de veinte años los estudios realizados sobre el fenómeno denominado “Neuroinflamación” han llegado a la conclusión de que se trata de una de las vías más importantes para el desarrollo de la Enfermedad de Alzheimer. 

Científicos del Salk Institute's Laboratory of Genetics en La Jolla, California (EEUU), son capaces de convertir células madre en neuronas manteniendo la edad original de la persona en dichas.