El ejercicio físico y movimientos

La función motriz persiste durante mucho tiempo en las personas afectadas por el Alzheimer.

Los ejercicios físicos y los movimientos son esenciales para mantener el mayor tiempo posible estas capacidades físicas.

Por otra parte, los ejercicios físicos presentan ventajas muy importantes:

- Favorecen el apetito, la respiración y el corazón...

- Pueden desarrollarse en casa, bajo su supervisión, sin necesidad de un fisioterapeuta.

  1. ¿Cuál es el material necesario?
  2. ¿Cómo proceder?
  3. ¿Cómo construir un programa de ejercicios?
  4. ¿Cómo manejar los juegos físicos?

 

1- ¿Cuál es el material necesario?

El material para desarrollar esta actividad es relativamente simple:

  • Una silla con respaldo (ó dos).
  • Una pelota (más grande que una pelota de tenis y más pequeña que un balón de baloncesto). La puede fabricar usted mismo con algunas hojas de periódico (no de revistas) que arrugará y con las que formará una bola o con los pequeños envoltorios de los paquetes de judías, garbanzos, lentejas (paquetes de 250 gr.) que introducirá en el interior de una bolsa pequeña de plástico cerrado con un nudo (para evitar que el contenido salga de su embalaje).
  • Un globo hinchable.

 

2- ¿Cómo proceder?

Es necesario empezar la sesión con 5 minutos de calentamiento y estiramientos. Por ejemplo, puede comenzar por ejercicios en la parte superior del cuerpo:

  • La cabeza:

Inclinar la cabeza sucesivamente a la izquierda y derecha de manera que la oreja toque el hombro, estando el hombro inmóvil.

  • La cara:

levantar las cejas y fruncir las cejas,

sonreír enseñando los dientes,

poner los labios hacia delante como si fuese a besar,

inflar y desinflar las mejillas,

guiñar el ojo.

  • Los hombros:

los brazos pegados al cuerpo,

levantar los hombros, uno tras otro, hasta la altura de las orejas.

  • Los brazos:

levantar los brazos en vertical,

ponerlos delante del cuerpo extendidos, las manos hacia alante

dejarlos caer relajándolos.

  • Las manos:

Dar palmas al compás.

  • Las piernas:

La persona puede estar sentada si tiene problemas de equilibrio.

levantar el pie, alternativamente, hasta que la pierna esté extendida,

levantar la punta del pie apoyándose en el talón.

 

Termine los ejercicios por:

  • algunos movimientos relajantes (idénticos a los del calentamiento) y de reposo (algunas inspiraciones y expiraciones profundas),
  • ánimos y felicitaciones por la participación de la persona y sus resultados en los juegos.

 

3- ¿Cómo construir un  programa de ejercicios?

Depende de Ud. concebir un programa de ejercicios que se adecue a la persona enferma, y a sus capacidades físicas. Lo logrará tanteándole poco a poco.

Una vez definido, manténgalo tal y como esté, sin cambiar nada a menos que vea que ya no es capaz de realizar ciertos ejercicios. Entonces tendrá que readaptar el programa a su nueva condición.

He aquí un ejemplo donde los movimientos descritos representan un determinado procedimiento, algunos de ellos pudiendo realizarse sentado:

Movimientos de brazos:

  • Levantarlos hacia delante, palmas hacia abajo, en horizontal.
  • Levantarlos de lado hasta el hombro.
  • Levantarlos verticalmente.
  • Hacer girar el brazo extendido de delante hacia atrás.

Movimientos del tronco:

  • Inclinarse hacia delante lentamente e intentar tocarse los pies.
  • Volver despacio a la posición recta desde la anterior.
  • Hacer una flexión lateral a la izquierda y a la derecha (con cuidado de no caerse).

Movimientos de las piernas:

  • Ponerse de pie, los pies bien pegados al suelo.
  • Flexionar una rodilla y mantenerse algunos segundos sobre un pie. Hacer lo mismo con la otra pierna.

Movimiento de los pies:

  • Ponerse de pie.
  • Extender los brazos hacia delante para que Vd pueda cogerle de las manos.
  • Levantarse sobre la punta de los dedos y volver a plantar el pie en el suelo (varias veces).
  • Levantar la punta de los pies apoyándose en el talón (varias veces).

 

4- ¿Cómo manejar los juegos físicos?

Hay varios juegos posibles, estando la persona sentada o de pie:

  • Con un globo que habrá inflado previamente, colóquese en frente de su familiar, no muy lejos y pídale que golpee el globo cuando llegue a su alcance.
  • Alcance una pelota, póngase en frente de su familiar y láncesela suavemente. Pídale que la coja y que se la tire a Vd.
  • Coja una cesta de ropa, una papelera o un cubo. Colóquelos dos metros delante de él/ella (o más cerca) y pídale que arroje la pelota para que caiga dentro del recipiente. Puede empezar haciéndolo varias veces.
  • Haga lo mismo con una tela extendida delante de él y sobre la que usted habrá dibujado un blanco o diana (bastante grande) y círculos concéntricos.
Visto 62922 veces Modificado por última vez en %AM, %14 %068 %2017 %01:%Nov

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Prevenir accidentes domesticos

    Una vivienda, tanto si se trata de un piso como de un apartamento, está concebida para ser habitada por personas que conocen como funcionan todos sus sistemas, utensilios y electrodomésticos, así como que respetan las normas de seguridad.

     

    Accidentes domésticos frecuentes

    Con frecuencia, lo dicho no es el caso de las personas mayores. Confunden los grifos del agua caliente y de la fría, abren la llave del gas…. pero olvidan prender la llama. Los accidentes domésticos, desde la bañera que se desborda al riesgo de explosión, son frecuentes y es necesario pensar en ellos cuando se acondiciona el hogar. Proteger al familiar haciendo más seguro su espacio vivencial, es también protegerse a sí mismo, a su familia… y a sus vecinos.

     

  • Cómo acondicionar la casa para maniobrar la silla de ruedas

    Es posible que una persona mayor cuyas capacidades físicas estén disminuidas necesite utilizar una silla de ruedas para desplazarse por su casa. Esto crea unos problemas específicos a solucionar para que esa persona pueda moverse por la vivienda, para que tenga acceso al equipamiento doméstico y para que, incluso, pueda entrar y salir de su domicilio. Entre el usuario de la casa, su ayudante o cuidador y los profesionales arquitectos e interioristas, deben encontrar las soluciones más adecuadas a cada caso concreto.

    Para maniobrar con una silla de ruedas es necesario tener espacio suficiente

    Cada tipo de silla de ruedas tiene unas dimensiones y un grado de maniobrabilidad. Esto hay que tenerlo en cuenta para hacerla discurrir por la casa sin obstáculos. Por regla general, se puede circular con ella fácilmente cuando existe constantemente un paso de 1,50m libre de muebles o instalaciones domésticas.

    Muchas viviendas son difícilmente accesibles

    * Los escalones

    Muchas viviendas no tienen rampas de acceso para salvar los escalones cuando se quiere entrar o salir. Para solucionar el problema de los escalones se debe construir una rampa que ha de tener las siguientes características:

    - superficie antideslizante,

    - pendiente máxima del 5%,

    - longitud mínima de 90cm.

     

  • Cómo acondicionar el cuarto de baño

    El cuarto de baño es una habitación que se usa todos los días, incluso varias veces al día.

    Poseen una arquitectura que no está pensada para las personas mayores, sobre todo si tienen discapacidades

    En general tienen un acceso dificultoso: al fondo de un pasillo lleno de cosas.

    Las fuentes de problemas son numerosas: el suelo se moja y se hace resbaladizo, hay que saltar el borde de la bañera para entrar y salir de ella, las duchas tienen un reborde en su plato que hay que sobrepasarlo para utilizarla.

    Todos los medicamentos de la familia terminan en el botiquín del baño.

    Muchas veces es una habitación sin ventana, con iluminación insuficiente, y que no está adaptada para realizar el aseo cuando las condiciones son problemáticas o cuando se necesita la presencia constante de un cuidador.

     

  • Cómo acondicionar la cocina

    La cocina no es solo la habitación dedicada a cocinar. También es una estancia donde se vive. Ciertamente en ella se preparan las comidas, pero, frecuentemente, en ella se come, se pasan allí ciertas horas del día, y se reúne la familia. También aquí las personas mayores se sienten bien, realizando actividades aprendidas hace mucho tiempo: pelado de legumbres, preparación de una tarta, preparación de una tortilla,…

     

    Una habitación potencialmente muy peligrosa.

    En la cocina se acumulan numerosos elementos que pueden originar accidentes domésticos: el suelo que puede ser resbaladizo, los fuegos y el horno de gas, las electrodomésticos al alcance de la mano, los cuchillos de los cajones…

     

  • Cómo prevenir las caidas

    La caída es un accidente frecuente entre las personas mayores: andan con dificultad (por ejemplo a causa de un hallus valgus o de una coxoartrosis) y su equilibrio es tanto más inestable cuanto más problemas de visión tenga. A menudo también toman medicamentos sedantes, sobre todo para dormir, … y cuando se levantan para orinar, tienen problemas para controlar los músculos (efecto miorrelajante).

     

    • Las caídas no son sólo frecuente, son graves.

    Las caídas pueden ser graves de por sí, por ejemplo pueden producirse los mayores una fractura de cadera… pero sobre todo son peligrosas por sus consecuencias: la inmovilización prolongada tiene el riesgo de originar flebitis o embolias, de producir escaras en la piel, …

    Sobre todo, las personas mayores que han sufrido una caída cogen miedo a moverse, a irse de paseo, temiendo volver a caerse. Así se establece la tendencia natural a no querer moverse… lo que no hará más que acrecentar su inactividad y su inmovilismo.